El modelo operativo celular

El 55% de la población mundial ya vive en las ciudades, llegando al 75% en Europa y al 82% en Estados Unidos. La tendencia a la urbanización mundial es un hecho y este crecimiento de la población en las grandes ciudades de países desarrollados está dando lugar a cambios en la cadena de distribución y una demanda de soluciones logísticas que solo hace que ir en aumento.

 

LA MOVILIDAD URBANA, UN RETO PARA LA LOGÍSTICA DE ÚLTIMA MILLA

 

El tráfico en las grandes ciudades es notablemente más complicado, sobretodo en horas punta. A la movilidad personal debemos añadirle los desplazamientos de mercancías y de servicios, sin olvidar las políticas de restricción de tráfico de vehículos que aplican los actuales ayuntamientos en los centros urbanos.

 

La problemática de la movilidad urbana representa un reto para el transporte de mercancías en la última milla, tanto desde el punto de vista de prestaciones logísticas -las entregas son complejas y costosas-, como desde el punto de vista medioambiental. Todo ello sin obviar que el tráfico de mercancías está creciendo de forma exponencial con el auge del ecommerce y la multiplicación de las opciones de compra y entrega.

 

Ante este escenario, Nektria apuesta por la implementación de un nuevo y disruptivo modelo operativo de reparto: el Modelo Celular. Un modelo para áreas de alta densidad demográfica que ofrece prestaciones nunca vistas en coste, además de beneficiar nuestro entorno y mejorar la calidad de vida en las ciudades.

 

¿CÓMO FUNCIONA?

 

En el modelo de reparto celular desarrollado por Nektria, cada camión de reparto va acompañado en su ruta por otros vehículos más pequeños y ágiles que le dan soporte como pueden ser, por ejemplo, 2 motocicletas. De manera que las motocicletas llegan antes que el camión al punto de reparto y son los mismos motoristas que descargan el producto y lo reparten al consumidor, de forma que el conductor del camión no tiene que abandonar la cabina y en apenas unos segundos ya está listo para seguir con el reparto.

 

¿Y cómo se coordinan entre ellos? Pues lo hacen gracias a una app que llevan tanto el conductor del camión como los repartidores que le acompañan y su gran valor reside en que es la única app del mundo que es capaz de gestionar las estrategias de este innovador modelo operativo. Pongamos un ejemplo: la motocicleta 1 va al punto 1 mientras que la motocicleta 2 se dirige al punto 2, el camión llega al punto 1 y allí el conductor de la motocicleta 1 descarga el producto y hace la entrega al cliente. Mientras tanto, una vez el camión ha descargado en el punto 1 se desplaza al punto 2 donde le espera la motocicleta 2 y repiten la misma fórmula que en el anterior reparto. Mientras tanto, la motocicleta 1 ya se sitúa en el punto 3 a esperar la llegada del camión, y así sucesivamente hasta finalizar el reparto.

Todas las rutas van apareciendo en la app que comparten y gracias a ella van colaborando todos para conseguir un servicio más eficaz.

 

Además, ésta sirve para recoger información relevante de cada una de las direcciones donde se reparte. Por ejemplo, cada mensajero advierte si en aquel edificio hay o no ascensor, si es complejo encontrar la puerta, si hay 2 peldaños en el hall de entrada… información relevante para que las rutas próximas sean aún mejores.

 

¿QUÉ VENTAJAS TIENE?

 

El tiempo de entrega se reduce a la mitad. En el reparto tradicional un camión está más del 50% del tiempo parado o buscando aparcamiento con lo que su capacidad de entrega se reduce a 18 pedidos en 6 horas, mientras que con el Modelo Celular de Nektria somos capaces de entregar los mismos pedidos pero en la mitad de tiempo. Todo ello contando que el camión se desplazara con dos motos eléctricas, si fuera con tres motos, por ejemplo, el tiempo de entrega se reduciría a una tercera parte.

 

Reducción de costes para el operador y para la ciudad. La baja productividad de los sistemas de reparto tradicionales hacen que buena parte de los camiones que entran en la ciudad lo hagan sin aprovechar la capacidad de la que disponen ya que el ritmo de trabajo no permite repartir tantos pedidos en una jornada. El sistema celular alcanza unas productividades que permiten aprovechar al máximo la capacidad de carga reduciendo la flota total necesaria que circula por la ciudad y que debe costear el operador logístico.

Los retrasos en las entregas prácticamente desaparecen reduciéndose de un 5,59% a un 1,27% gracias al funcionamiento en equipos de trabajo ya que, a diferencia del modelo tradicional, si surge cualquier imprevisto en el reparto, no afecta al resto de los pedidos debido a que los incidentes podrán resolverse por los otros miembros del equipo. El repartidor sabe lo que se va a encontrar porque le transmiten sus otros compañeros. Por ejemplo, si hay un atasco o algún imprevisto en la ruta, la motocicleta puede avisar al resto de equipo para que tome otro camino para llegar al punto de encuentro.

 

Trabajo en equipo. Al ser un modelo en que los repartidores colaboran entre ellos pueden compartir su estrés y contar con el apoyo del resto de los compañeros. El hecho de que los repartidores se sientan acompañados y, por tanto, más a gusto realizando su trabajo es clave, puesto que cada vez resulta más complicado encontrar profesionales del sector, sobre todo en los grandes núcleos urbanos.

 

Modelo eco-friendly. Los camiones circulan menos tiempo con lo que se contamina menos y se logra reducir el impacto ambiental cumpliendo así uno de los objetivos de Nektria que es el de respetar el medio ambiente y potenciar la sostenibilidad de los procesos logísticos. Sin olvidar que todos los vehículos que acompañan a la furgoneta pueden ser 100% sostenibles: motos eléctricas, bicicletas eléctricas, tuc-tucs, etc.

 

Menos multas, más civismo. El hecho de que el conductor del camión no abandone la cabina y pare solamente para descargar, permite que se eviten multas además de molestar lo mínimo al resto de conductores y peatones, contribuyendo así a mejorar el civismo en las grandes urbes.

 

UN MODELO DE REPARTO CON EL QUE GANAMOS TODOS

 

Con el Modelo Celular de Nektria se reducen los costes de transporte, se optimizan los niveles de servicio, se reduce el impacto medioambiental y todos los elementos de la cadena de reparto salen beneficiados: gana el operador logístico, gana el repartidor, gana el consumidor y ganan las ciudades. Un win win más que necesario para hacer frente a la logística en la última milla.

 

Referencias:

https://datos.bancomundial.org/indicador/SP.URB.TOTL.IN.ZS