Mercadona lanza su nuevo sistema logístico de venta online

La cadena de supermercados líder en España lanzó su nueva plataforma para la compra online hace un par de semanas, una nueva web más visual e intuitiva, así como también una nueva aplicación para móvil. La web se encuentra en periodo de pruebas, por lo que de momento solo está disponible en la ciudad de Valencia Una de las novedades es que los pedidos online ya no se elaborarán en tienda, sino que se centralizan en un nuevo concepto de almacén que Mercadona llama “colmena”, expresamente construido para la venta online. De este modo, logran hacer el proceso más eficiente ya que se centraliza todo en un mismo sitio y facilita la organización de las rutas de reparto. Y es que desde en tienda el reparto sale menos rentable económicamente, como el mismo Juan Roig dijo “repartiendo desde la tienda perdemos pasta a punta pala”.

 

Por primera vez, el sector de los supermercados avanza en la solución de su gran asignatura pendiente: la baja rentabilidad de la venta online. Una solución urgente, dado que buena parte del futuro del sector pasa por este canal de venta y en los próximos años le ganará terreno a la compra en tienda de forma progresiva. Mercadona ha identificado que la forma de rentabilizar la venta online es la optimización de la logística: su nuevo sistema logístico y de distribución es la gran apuesta de futuro de la cadena y tiene como objetivo multiplicar por cuatro la eficiencia del sistema de reparto.

 

Además de la centralización de los pedidos en un centro logístico, la cadena valenciana ha tomado dos medidas que desde Nektria vemos de forma positiva: fijar el pedido mínimo online en 50€ y otra, como venía haciendo hasta ahora, cobrar el coste de envío (7,21€) para todos los pedidos independientemente de su importe. Desde un punto de vista económico, laboral y medioambiental, estas dos acciones hacen el reparto más viable y sostenible, teniendo en cuenta su elevado coste y necesidad de movilización de medios y personas. El reparto es muy costoso y es fundamental poner precio al reparto si queremos que salgan los números. Esperemos que más adelante se decida a interaccionar con los compradores online variando el precio de entrega para encajar los pedidos donde más interese y así, optimizar el reparto.

 

Otro punto muy interesante es el uso de franjas horarias de 1 hora, una medida con pros y contras. Los pros son de cara al cliente ya que reduce los tiempos de espera del consumidor final que espera su compra en casa. Sin embargo, a nivel logístico es más costoso tanto en términos económicos, como de creación y ejecución de las rutas. A pesar de ello, Mercadona apuesta claramente por franjas horarias tan cortas debido a la altísima densidad que tiene en Valencia, donde aglutina tantos pedidos que le resulta fácil ordenarlos y ejecutarlos de forma correcta.

 

Por el momento, el diseño de la parrilla puede resultar demasiado básico en la práctica -no incluye aspectos necesarios para el correcto funcionamiento del reparto como algo tan básico como si el edificio donde se va a hacer la entrega dispone o no de ascensor-, por lo que estamos convencidos que seguirá evolucionando.

 

En general, desde Nektria nos parece que la apuesta de Mercadona a nivel logístico es bastante acertada. Sus decisiones están creando una base de trabajo sólida para aplicar tecnologías y estrategias más avanzadas de optimización que permitan capturar esta productividad extra que todavía se necesita para que cuadren los números. Seguiremos de cerca el desarrollo del nuevo sistema logístico durante el periodo de pruebas y su posterior implantación en otras ciudades de España.